fbpx
cofundador de Neuralink deja la empresa

Elon Musk anunció el fin del teletrabajo en Tesla

Tesla recortará parte de su plantilla de trabajadores y no aceptará el trabajo remoto

El CEO de Tesla va contra el teletrabajo en la compañía y solicita que los empleados asistan al menos 40 horas semanales.

Elon Musk anuncia el fin del teletrabajo en Tesla. El CEO mejor pagado del mundo y también el hombre capaz de ofrecer 44 mil millones de dólares por una red social, compartió un polémico comunicado entre los ejecutivos de su compañía de coches eléctricos. En el mismo anunció el próximo recorte del 10% de los empleados y el fin del teletrabajo en la firma.

Alegando un “mal presentimiento” por el futuro de la economía, y un “exceso de personal en muchas áreas”, Musk confirmó que en los próximos días Tesla reducirá la plantilla asalariada. Asimismo, advirtió que “el número de empleados por hora aumentará”.

Este anuncio se ha producido dos días después de que el multimillonario le dijera al personal que regresara al lugar de trabajo o se fueran. En este sentido Musk aseguró que el teletrabajo ya no es aceptable y que el personal indispensable para fabricar los coches eléctricos deben pasar al menos 40 horas a la semana en la oficina.

Elon Musk anunció el fin del teletrabajo en Tesla y despidos

Elon Musk anunció el fin del teletrabajo en Tesla y sumó otra medida que a muchos no les sorprende. Entre 2017 y 2018, el fabricante de automóviles también despidió a algunos trabajadores. Sin embargo, los tiempos han cambiado y muchos trabajadores defienden un modelo de trabajo que les permita organizar mejor su tiempo y evitar horas de viajes, sin dejar el compromiso con la productividad.

Apenas unos días después de su anuncio, la demanda de Musk de que el personal regrese a la oficina ya ha enfrentado rechazo en Alemania. Mientras que su plan para eliminar empleos enfrentaría resistencia en los Países Bajos, donde Tesla tiene su sede europea.

Después del anuncio las acciones de Tesla cayeron un 9% en el comercio estadounidense. Esta situación complica el pronóstico de los analistas que redujeron los objetivos de precios de Tesla recientemente. Los mismos predicen una pérdida de producción en su planta de Shanghái, un centro que suministra vehículos eléctricos a China y para la exportación.