fbpx
Elon Musk ya no quiere comprar Twitter

Elon Musk quiere comprar Twitter, otra vez

El multimillonario evitará el juicio contra la red social al cumplir con su oferta inicial

Después de idas y venidas, más parecidas a una telenovela que a una operación financiera, ahora Elon Musk reanuda su oferta por Twitter.

Que uno de los hombres mas ricos e influyentes del mundo haya convertido una operación financiera de miles de millones de dólares en una telenovela no es una exageración. Y que la mayoría no entienda el camino de esta historia también es comprensible. Por ello lo más fácil es empezar cronológicamente. En abril de este 2022 Elon Musk anuncio un acuerdo de adquisición de Twitter por 44 mil millones de dólares, solo para desestimarlo algunas semanas después.

De acuerdo con el equipo legal del magnate, cuya posición se conoció mediante  el contenido de una carta que hicieron llegara a  Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos  “Twitter no cumplió con sus obligaciones contractuales“. Esta acusación hacia referencia a que Twitter no proporcionó a Elon Musk la información comercial relevante, al omitir el porcentaje de sus usuarios activos diarios monetizables (mDAU) que son cuentas de spam. Y gracias a ello retiró del trato por completo.

Elon Musk se decide por Twitter

Ante la situación, Twitter respondió a Musk con una demanda exigiendo que cerrara el trato. Y el  equipo legal del empresario contrademandó a Twitter. Ambas acciones fueron el preámbulo de una batalla legal que debía comenzar el 17 de octubre de este año. Pero que esta semana se detuvo gracias a una nueva propuesta de Musk  ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC sus siglas en inglés) de cerrar el trato inicial por 44 mil millones de dólares. Gracias a este nuevo giro en la trama Twitter-Musk el juez a cargo aplazó el juicio.

Y a pocas horas de la decisión las teorías sobre el cambio de opinión del empresario afirman que se trata de la mejor salida, antes de enfrentar un juicio que no habría sido favorable para él. Y es que además de obligarle a cumplir con la oferta de compra, también se hubiese sumado el pago de intereses.

Por ahora se desconoce la fecha en la que finalmente podría llevarse a cabo el acuerdo, pero todo indica que, arrepentido o no, Elon se quedará con Twitter.