fbpx

El Brainstorming también cambió después de la pandemia

Las tormentas de ideas, ¿deben ser presenciales o remotas?

La creación y lanzamiento de nuevos productos y servicios generalmente comienza con una idea. A su vez esta surge del intercambio entre equipos en los brainstorming. Sin embargo, la virtualidad ha hecho que este tipo de colaboración haya cambiado. ¿Crees que mejorarla o empeorarla?

El Brainstorming tal como lo conocíamos hace un par de años ha cambiado. La idea de reunirse en el mismo lugar para intercambiar ideas y coincidir con un punto en común se ha modificado obligatoriamente, desde la imposición, en principio, de la virtualidad.

Sin embargo, los modelos híbridos de trabajo post pandemia han obligado a cuestionarse sobre  el funcionamiento de esta herramienta desde la virtualidad. De acuerdo con la información compartida desde The Standard Cio, las reuniones presenciales proveen un terreno nivelado, en el cual las personas tienen más oportunidades para contribuir.

 Brainstorming ¿presencial o virtual?

Y es que la espontaneidad, los sentidos, la creación de una comunidad y las emociones que se perciben en el entorno físico son fundamentales para estimular la creatividad y por ende producir mejores resultados. Pero ante la llegada de la virtualidad ha sido necesario adaptarse. En este segundo contexto se recomienda una preparación previa de parte de los participantes: Entre ellas:

  • Un round robin: Una persona comienza la lluvia de ideas con una idea. La persona que le sigue debe tomar esa idea y desarrollarla, y la persona que le sigue debe hacer lo mismo, y así sucesivamente. Se sorprendería de las ideas creativas y viables que surgen de esta.
  • Un análisis DAFO virtual: consiste en reunir a un grupo de partes interesadas para documentar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de un producto o una idea para evaluar el estado de un producto o idea y servir como base para una especie de hoja de ruta.
  • Un ejercicio de ochos locos. Este es un ejercicio de lluvia de ideas realmente divertido en el que pides a los participantes que dibujen sus ideas en una hoja de papel o, si eres lo suficientemente valiente, en un bloc de notas virtual, que después presenta al resto del grupo. De este modo generan ideas, sino también de comprender cómo piensan y se acercan al mundo sus compañeros de equipo.

Sin embargo, en la práctica física suele tener algunas desventajas que atentas contra su fin. Según la información compartida por la misma fuente, la tensión entre creatividad y viabilidad que conlleva pensar “fuera de la caja”, la tensión entre gerentes y empleados, el balance entre diferentes personalidades y la presencia de participantes externos suelen ser los objetivos a superar.

Hay reglas que pueden ayudar a solventarlas

  • Definir de antemano los parámetros de la sesión de tormenta de ideas.
  • Tratar de hacer funcionar algo mejor a lo especificado.
  • Involucrar a conocidos y desconocidos.
  • Comenzar solicitando que se escriban las ideas en silencio, para evitar que predominen los extrovertidos y los jefes.
  • Definir, claramente, los próximos pasos al término de la sesión.