fbpx
coliving nómadas digitales

El coliving se consolida entre los nómadas digitales

¿No sería maravilloso poder viajar a lugares increíbles sin que ello suponga un obstáculo para tu trabajo?

Todos los días son más las personas que se sienten identificadas como nómadas digitales. Y es que, la combinación de las tecnologías de conectividad y las de teletrabajo hacen posible trabajar mientras se viaja de un lado a otro del mundo, sin tener un lugar fijo de residencia.

El coliving se consolida entre los nómadas digitales para obtener más flexibilidad y libertad, gracias a su naturaleza compartida y sin complicaciones innecesarias. Dado que cada vez son más populares, veamos por qué esta tendencia entre las nuevas generaciones que están rompiendo el paradigma de un sitio fijo para el trabajo. Para un nómada digital, su oficina es el mundo.

Sin embargo, los retos esenciales de ser un nómada digital son que tienes que encontrar constantemente nuevos lugares para vivir, nuevos lugares para trabajar y también tienes que hacer nuevos amigos. Esto no supone normalmente un gran problema. Pero también hay momentos en los que es un poco más difícil. El modelo coliving para nómadas digitales es una forma estupenda y fácil de enfrentar estos retos.

Entendiendo a los nómadas digitales

Como ya debe estar claro para este punto, los nómadas digitales son personas cuyo trabajo no está atado a una locación fija. De hecho, usualmente está relacionado con las nuevas tecnologías, por lo que solo necesitan un dispositivo y conexión a internet para trabajar. Es por eso que tienen la posibilidad de mudarse sin problemas a otra ciudad, país, etc. Siguiendo esta tendencia, Enso Co-living se ha posicionado entre los nómadas digitales debido a que, justamente, busca crear una comunidad de personas afines con el objetivo de potenciar su crecimiento personal, social y profesional.

Adicionalmente, con el auge de este estilo de vida nómada digital, el concepto original de vivienda compartida se ha visto complementado por un nuevo aspecto importante: el coworking. En este sentido, la propuesta de valor de Enso Co-living consiste en potenciar la interacción creativa entre sus habitantes. Sus apartamentos se ubican en diferentes barrios de Barcelona y de Madrid, y están dirigidos a freelancers, estudiantes o expatriados, entre otros. Son espacios compartidos, con habitaciones individuales y todos los servicios incluidos.

En definitiva, los nómadas digitales son personas cuyo trabajo está apalancado en las tecnologías de la información, y que no dependen de su ubicación para cumplir con sus objetivos laborales. Sin embargo, a falta de una oficina para socializar utilizan los espacios donde viven, siempre están en la búsqueda de lugares donde puedan compartir con otros nómadas digitales.

El coliving se consolida entre los nómadas digitales

A sabiendas de esta necesidad de socialización, cada día cobra más fuerza el concepto de coliving, es decir, un lugar para vivir y compartir alojamiento entre nómadas digitales. Además, en estos espacios también se comparten experiencias y se crean sinergias, mientras siguen explorando sus trayectorias profesionales individuales.

Por eso, los espacios coliving para nómadas digitales están diseñados específicamente para las necesidades de los trabajadores remotos. Disponen de espacios de trabajo adecuados con mesas, impresora, quizá algunas pantallas o auriculares adicionales y, lo más importante, Internet rápido y confiable.

En un coliving, las zonas comunes estimulan las interacciones y el establecimiento de conexiones. Al mismo tiempo que existe el espacio de trabajo personal, para un trabajo más productivo. Los nómadas digitales no tienen que convivir como completos desconocidos (aunque pueden elegirlo si lo desean) porque siempre es más agradable aprender de las experiencias personales y profesionales de los demás.

Ventajas de los espacios de coliving

  • Sin viajes a la oficina. No tienes que levantarte temprano por la mañana, correr para coger el autobús y pasar tu precioso tiempo atrapado en un atasco. Poder trabajar donde vives te ahorra mucho tiempo y dinero, que de otro modo invertirías en transporte público.
  • Es más barato. Puedes alquilar un lugar para vivir y pagar un espacio de coworking con el trayecto diario para llegar allí. O simplemente pagar una vez por un espacio de coliving. A primera vista pueden parecer caros. Pero pagar por separado puede suponer un gasto aún mayor.
  • No hay horarios de apertura. Solo hay unos pocos coworkings abiertos las 24 horas del día. ¿Pero qué pasa si te pones súper creativo a las 11.30 de la noche? No hay problema en un espacio coliving donde puedes trabajar a cualquier hora del día.
  • Mayor productividad. Puedes trabajar cuando te sientas más productivo o cuando brote la creatividad. No hace falta ir a ningún sitio antes ni tener en cuenta los horarios de apertura. Además, conoces a mucha gente con ideas similares, lo que puede crear sinergias y ayudarse mutuamente.
  • Es más fácil. Tener todo lo que necesitas en un mismo lugar facilita mucho las cosas. Es una forma de organizar sin problemas todos los aspectos importantes de tu estilo de vida en un entorno independiente.
  • Conocer gente. Vivir en el mismo lugar te hace conectar (de manera positiva) con otras personas, compartir historias y pasar tiempo juntos. Todo resulta natural, lo que es especialmente bueno para los de carácter introvertido. Hacer nuevos amigos no puede ser más fácil.
  • Sentido de comunidad. Los espacios de convivencia para nómadas digitales reúnen al mismo tipo de personas. Todos comparten el mismo estilo de vida y tienen objetivos similares. Vivir juntos crea un fuerte sentimiento de comunidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.