fbpx
Ciberacoso infantil y adolescente

Ciberacoso infantil y adolescente: ¿Cómo detectarlo y prevenirlo?

Más de la mitad de los adolescentes han sido acosados en línea. Es momento de detenerlo | #SEGURIDAD

Para nadie es secreto que vivimos en un mundo en donde todos estamos hiperconectados. Del cual, resulta imposible excluir a los jóvenes y niños. Quienes con esta digitalización se encuentran expuestos, por lo que hay que saber bien cómo protegerlos.

El ciberacoso infantil y adolescente es una realidad. Cada día son más los jóvenes que se conectan a internet, ya sea por educación o simple entretenimiento. Esto, sin duda puede exponerlos a amenazas digitales, especialmente a dicho ciberacoso.

Según estadísticas de iSAFE, más de la mitad de los adolescentes han sido acosados en línea y, aproximadamente el mismo número se ha visto involucrado en dicha actividad. Bien se conoce como ciberacoso al daño intencional y repetitivo a una persona o un grupo a través de internet.

Los efectos de esta amenaza son escalofriantes. Según Stopbullying.gov, sitio web del gobierno de Estados Unidos, los niños o niñas que son acosados pueden experimentar problemas negativos de salud física, social, emocional, académica y mental. Son más propensos a tener depresión y ansiedad, mayores sentimientos de tristeza y soledad, cambios en los patrones de sueño y alimentación. Todos problemas que pueden persistir en la edad adulta.

Además, los niños o niñas que intimidan a otros son más propensos a participar en comportamientos violentos y otros comportamientos de riesgo, como el abuso de alcohol y drogas, la actividad delictiva y el abuso de pareja o de menores cuando sean adultos.

¿Cómo se puede detectar y prevenir el ciberacoso infantil y adolescente?

Actualmente, detectar cuando un niño o adolescenta está siendo ciberacosado no es tarea sencilla, por lo que hay que estar muy atento. Cuando un joven está sufriendo algún tipo de bullying en internet existen señales que se van manifestando progresivamente; como lo son los cambios físicos, cambios repentinos de humor, aislamiento social e incluso digital.

Una manera para prevenir este tipo de contacto, sin caer en extremismos como lo es eliminar el uso de los dispositivos, es contar con un control parental que permita administrar la seguridad en línea de sus hijos y así, evitar problemas más graves a futuro.

Para ayudar a identificarlos, ESET Latinoamérica compartió con nosotros una lista de señales de alerta:

  • Cambios físicos visibles.
  • Cambios repentinos de humor o pérdida de interés en las actividades normales.
  • Eliminar perfiles de redes sociales.
  • Aislamiento social anormal.
  • Las pertenencias se “pierden” o se dañan.

La firma de ciberseguridad, además afirmó que si un niño o adolescente muestra estos signos, es de vital importancia prestarle atención, preguntarle si se siente acosado, atacado o ha vivido alguna situación incómoda en internet. Además de estar atentos ante cualquier cambio de hábito: deja de jugar online, de utilizar el teléfono, se enfada o deprime cuando mira el celular o computadora, entre otros.

Quienes sufren de ciberacoso necesitan saber que pueden confiar sin sentirse amenazados o juzgados, y que se le ayudará a resolver los problemas que está experimentando.

¿Qué hacer cuando un joven sufre de ciberacoso?

Si bien es importante monitorear los dispositivos o redes que frecuentan los niños y adolescentes, el acompañamiento para demostrarle que se encuentran en una zona segura para hablar sobre si está sufriendo alguna situación incómoda en internet también es necesaria.

Hoy más que nunca es importante iniciar la conversación y tratar estos temas con más naturalidad en casa, para así promover la interacción segura en línea, sin quedar por fuera de cualquier avance digital.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.