fbpx
máquina de café para tu hogar

Cómo elegir la mejor máquina de café para tu hogar

El café y la tecnología están íntimamente ligados, por lo que seleccionar una máquina para hacer café es un proceso

Para muchos, la preparación y el consumo del café es un ritual diario imprescindible. El cual es tan importante que la máquina ocupa un lugar neurálgico en la cocina, o en la oficina. Entonces, ¿qué debes considerar para escoger la ideal para tu hogar?

Elegir una máquina de café para tu hogar es un paso que no debe ser tomado a la ligera. La realidad es que el café y la tecnología están intrínsicamente unidos, las máquinas para hacerlo integran una sorprendente cantidad de detalles tecnológicos.

Las máquinas de café se presentan en innumerables formas y variaciones, de las que puedes echar un pequeño vistazo en Cafealpaladar. Así que, si vas a prepararlo en casa -ahora oficina-, tiene mucho sentido invertir en el equipo adecuado para hacer la mejor taza posible. Empieza por determinar cuál es la que se adapta mejor a tus necesidades.

No obstante, antes de realizar cualquier compra, asegúrate de que tienes espacio suficiente en la mesada de tu cocina para colocar la máquina. Toma en cuenta que estas no son piezas pequeñas (ni ligeras), por lo que necesitarán un lugar propio en la cocina.

Además del espacio, te decimos otras cosas debes tener en cuenta al momento de seleccionar tu nueva máquina.

Máquina de café para tu hogar ¿qué tipo de café te gusta?

Para empezar, dependerá de tus hábitos y gustos a la hora de tomar el café. Lo normal es que te inclines por las máquinas que mejor se adapten a esos requisitos. Por ejemplo, una máquina tipo italiana va más en línea de lo que buscan los aficionados al espresso. Estas fueron diseñadas para realizar un ritual de preparación a un ritmo lento y relajado. Por otro lado, están las cafeteras de cápsulas o de monodosis, las cuales son más adecuadas para las personas ocupadas que necesitan una taza rápida y caliente de combustible cerebral en la mañana.

Máquinas de Espresso

Las cafeteras espresso parecen versiones en miniatura de las que se ven en las cafeterías y utilizan café molido en lugar de granos frescos. También vienen con muchos accesorios, como una jarra para emulsionar de leche, un portafiltro, un tamper y filtros intercambiables.

Eso sí, estas máquinas requieren un conocimiento y destreza a la hora de preparar el café. En algunos casos, integran el molino para el café en grano, y aseguran la utilización de la cantidad correcta de café, así como el grosor de la molienda que sea el aecuado. Sin embargo, las máquinas de café espresso permiten tener un control total sobre la espuma de la leche, lo que resulta útil para preparar un capuccino, cafés con leche y macchiatos. Además, suelen ser más baratas que los modelos de café en grano y de cápsulas.

Máquinas de Pod o monodósis

Como su nombre indica, estas máquinas preparan cafés en monodosis utilizando cápsulas o monodosis. Son una opción sin complicaciones y son consistentes en lo que producen. Para utilizarlas: basta con introducir una cápsula en el orificio de la máquina, cerrar la tapa (que perforará la cápsula), seleccionar un programa y, a continuación, pasa el agua a presión a través de la cápsula para extraer el café. No hay que moler ni medir previamente. La mayoría de los modelos también incluyen un espumador de leche automático.

Aunque las cafeteras de cápsulas son más baratas de entrada, el coste de las cápsulas puede ascender a entre 28 y 42 céntimos cada una.

¿Cuántos tipos de café y con qué frecuencia quieres prepararlo?

Toda vez que definas el tipo de café que quieres, ahora tómate unos minutos y evalúa realmente tus hábitos de consumo. Adquirir una nueva cafetera es una gran oportunidad para experimentar nuevas formas de tomar café. De modo que, considera la posibilidad de adquirir una máquina que combina que le permita cierta versatilidad de preparación.

Ahora bien, si estás pensando en comprar una cafetera para tu hogar, es porque lo tomas con relativa frecuencia. Pero, ¿con qué frecuencia, exactamente? ¿Prepararas todos los días? ¿Cuántas veces al día? ¿Piensas tener invitados amantes del café en su casa con frecuencia?

Las respuestas a estas preguntas son un factor importante a tener en cuenta porque te ayudará a dar sentido a tu presupuesto. Definitivamente, los adictos a la cafeína y los consumidores ocasionales no estarán dispuestos a invertir la misma cantidad. Si tomas el café de forma irregular o escasa en la semana de trabajo, entonces no tendría mucho sentido que compraras una maquinaria cara y elaborada.

Y finalmente, si eres un verdadero conocedor del café, entonces un simple de filtro corriente puede producir una taza que puede complacer tu paladar. No obstante, tendrás que abrirte un poco más e invertir en un equipo de calidad para hacer café.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más artículos
radeonr9290
AMD Radeon R9 290: Mayor potencia a menor precio