fbpx
brecha tecnológica entre padres e hijos

La brecha tecnológica entre padres e hijos es cada vez más profunda

Las diferencias generacionales siguen creciendo a medida que el mundo es cada vez más digitalizado.

Ya sabemos que la tecnología avanza de manera exponencial, pero poco se habla de su impacto en las relaciones entre padres e hijos. Aparte de todas las ventajas que tiene un mundo digitalizado, las diferencias generacionales son cada vez mayores.

La brecha tecnológica entre padres e hijos, como consecuencia de vivir en una realidad cada vez más virtualizada, es cada vez más profunda. En la actualidad, las nuevas generaciones tienen acceso a dispositivos inteligentes desde muy temprana edad. En consecuencia, los nativos digitales experimentan y viven el mundo de una forma en la que sus padres solo conocieron cuando ya eran grandes.

Hacer tareas, recibir clases en línea, ver películas, jugar e incluso reunirse con familiares y amigos son solo algunos de los usos que le dan a la tecnología. Aunque esto no es nuevo, la realidad es, que estos hábitos crecieron exponencialmente en los últimos años. Lo cual tomó desprevenidos a los padres de ahora ya que es algo que no vivieron cuando eran jóvenes. Por lo que cuesta conseguir guías de consejos para el buen uso de la tecnología en los más peques, pero eso no quiere decir que no se pueda.

Crece la brecha tecnológica entre padres e hijos

ESET Latinoamérica compartió con nosotros una investigación reciente sobre las experiencias de padres e hijos con la tecnología. El estudio hizo foco en la utilización de los teléfonos móviles, destacando la gran brecha en la posesión de teléfonos móviles en la infancia entre ambos grupos.

Como punto de partida, se descubrió que la edad promedio en la que los padres tuvieron su primer teléfono móvil fue de 24 años. Aparte, el 44% de los encuestados (padres de niños de 10 a 18 años del Reino Unido), lo recibieron después de los 21 años. Esto contrasta Sin embargo, en la actualidad la edad promedio de sus hijos para obtener su primer teléfono es de 11 años.

El uso de celulares se ha popularizado cada vez más en los últimos años. Hoy las tecnologías que ofrecen estos dispositivos están al alcance de todos. Los niños no son la excepción y crecen con la digitalización de la mano, con celulares propios a temprana edad”, afirma Camilo Gutierrez, Jefe de Laboratorio de ESET Latinoamérica.

Un claro ejemplo de la brecha generacional son las computadoras de escritorio. Estas fueron muy populares en las décadas de los 80s y los 90s. Estaban por todos lados, en las aulas y en las oficinas. Muchos de quienes tienen hijos hoy en día, utilizaron su primera computadora cuando estaban en la escuela. Y probablemente eran equipos que tardaban minutos en abrir el más simple de los sitios web, debido a que las capacidades de navegación eran algo limitadas. Hoy en día, son apenas una parte del mercado.

Computadores superpotentes, que caben en el bolsillo

Niños utilizando sus smartphones

Foto de Jessica Lewis de Pexels

Esta generación poseen más potencia informática en su teléfono móvil que la que tuvieron sus padres en una computadora de escritorio de tamaño completo. Eso sin contar las nuevas tecnologías de conexión como 5G y LTE, capaces de ofrecer velocidades de conexión a velocidades como nunca antes..

“Los niños del siglo XX dependían de los teléfonos de casa, y más tarde de los teléfonos móviles rudimentarios, para coordinar sus planes. Pero hoy en día los niños pueden comunicarse con sus contactos a través de una gran cantidad de plataformas de mensajería y redes sociales, comunicándose con texto, imágenes, videos y mucho más”, asegura Gutierrez.

Esencialmente, los niños ahora tienen una computadora, cámara, estéreo, reproductor de video y más, en un solo dispositivo las 24 horas del día. En honor a la verdad, es muy difícil resistirse a su uso constante.. Sin embargo, pero es necesario asegurarse de que los estén usando de manera segura.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más artículos
Cómo lograr con una contraseña realmente segura