fbpx
¿Nos estamos quedando sin teléfonos innovadores?

¿Nos estamos quedando sin teléfonos innovadores?

Los teléfonos plegables vienen a rescatar a una industria que pareciera estar estancada

Cada día es más complicado diferenciar un teléfono de otro. Queremos que intentes recordar la última vez que un teléfono importante introdujo una innovación genuina. Pero eso podría estar cambiando.

¿Nos estamos quedando sin teléfonos innovadores? ¿Cuándo fue la última vez que se viste un teléfono importante con un nuevo componente o función que no era solo una versión más potente de su modelo anterior? Es evidente que el diseño de dispositivos móviles actual ha llegado al límite, y nos estamos quedando sin teléfonos innovadores. Pero eso podría estar cambiando.

Hoy en día, los fabricantes de teléfonos tienen entre ellos una guerra para ver quién tiene el dispositivo más potente. Básicamente lo único que diferencia a los teléfonos son sus especificaciones, y cada generación solo es ligeramente mejor a la que reemplaza. Los fabricantes están enfocados solamente en ofrecer características cada vez más impresionantes, pero sin correr ningún tipo de riesgos ofreciendo algo nuevo.

¿Notas un patrón? Parecieran todos diseñados por la misma persona

¿Nos estamos quedando sin teléfonos innovadores? Antes no era así

Anteriormente, durante muchos años se podía observar que cada actualización ofrecían beneficios tangibles, por lo que el consumidor podía sentir y ver la diferencia de un año a otro. Pero desde que la velocidad del procesamiento aceleró, en el momento que los smartphones tomaron al mundo por asalto, los diseños únicos entre los dispositivos insignia se estandarizó a una gran pantalla rectangular.

The 7 Ugliest Phones Ever
Quizá eran feos, pero los teléfonos de la era antes de la explosión de los smartphones sí que eran divertidos.

El mercado de teléfonos inteligentes llegó a un punto en donde la diferencia de los “teléfonos innovadores” radica en sus componentes internos y funcionalidades de software. Lo cual no es decir mucho, ya que al ser adoptado por una fabricante todos integran dichas características en sus modelos. Y el tiempo de respuesta es más rápido que nunca antes.

Como consecuencia de esta realidad, el mercado está lleno de teléfonos con funciones que, al final del día no muchos utilizarán. Grandes almacenamientos de RAM que, para una persona común no son necesarios. Características de cámaras que incluso fotógrafos profesionales tendrían dificultades de explorar por completo, y el tipo de potencia que solía reservarse para computadoras de escritorio.

Esta lucha dentro del mercado solamente sirve para extender hojas de especificaciones, y con ello alzar precios para los clientes.

Pantallas plegables: Un rayo de esperanza

Aunque hoy en día pareciera que los fabricantes se hubiesen puesto de acuerdo para compartir la misma hoja de características. Con una lista de lo que deben incluir en sus dispositivos, para luego lanzarlos todos a la vez, con diseños y componentes bastante similares. Existe un rayo de esperanza que podría iluminar el sombrío diseño de los teléfonos hoy en día

Y estoy hablando de los teléfono plegables. La apuesta que grandes empresas como Samsung, Motorola y Huawei están haciendo al impulsar este tipo de tecnología es un viento refrescante en el mundo de los tel´´fonos inteligentes. Los nuevos Galaxy Flip Z, el Motorola Razr y Huawei Mate X son objetos deseables más allá de sus características internas. Son innovadores, porque tiene algo que no se había visto nunca antes en un dispositivo de venta comercial.

Estas son señales de innovación en el mercado. Aunque no han tenido el éxito que se esperaba, otros gigantes como Apple y LG están desarrollando tecnologías similares. Esto significa un nuevo mercado, no solo para los teléfonos, también para los dispositivos y hasta ordenadores. La utilización de pantallas flexibles y plegables abre un nuevo universo de diseño.

Solo tenemos que esperar que los fabricantes sepan entender las necesidades de sus audiencias.

Más artículos
samsung logo
Samsung continúa instigando a Apple