fbpx

Guía para comprar un teléfono reacondicionado sin complicaciones

Mientras los smartphones superan la barrera de los 1.000 dólares la opción de un modelo refurbish es cada vez más atractiva

¿Así que te decidiste por un teléfono reacondicionado -o refurbish= para renovar tu actual smartphone? Lo entendemos. No es fácil pagar mil dólares por un dispositivo premium de última generación. Aunque, también un móvil premium tiene su atractivo. Por ello te preparamos una guía para adquirir uno.

Comprar un teléfono reacondicionado es una buena alternativa si no quieres gastar una fortuna en un dispositivo de alta gama. Y la verdad, un smartphone premium es una pieza de tecnología casi obligatoria en la actualidad. Desafortunadamente vienen con un precio a la par de sus especificaciones.

Pero que ello no sea un impedimento. Para empezar hay que saber que no todos los teléfonos designados como reacondicionados tuvieron algún fallo. Algunas compañías y distribuidores clasifican los ”teléfonos reacondicionados” como teléfonos devueltos por los clientes que cambiaron de opinión dentro del período de gracia después de haber firmado un contrato.

Antes de ser vendidos, todos los móviles reacondicionados se revisan y se prueban para asegurar que están en perfecto estado de funcionamiento.

Las pruebas realizadas por la empresa que lo vende suelen incluir la carga de la batería y la comprobación del funcionamiento de los botones y las cámaras. El vendedor también verificará la calidad del audio y la respuesta de la pantalla, así como la forma en que el teléfono se conecta a redes Wi-Fi y 3G/4G.

Comprar un teléfono reacondicionado: ¿Dónde empezar?

Cuando se compra un móvil reacondicionado, aconsejamos utilizar siempre un distribuidor de confianza. Por suerte, la mayoría de las operadoras más conocidas ahora venden teléfonos restaurados con contratos mensuales.

Si quieres comprar un teléfono reacondicionado directamente, también existen tiendas especializadas  es tecnología que disponen de una amplia gama de móviles reacondicionados. Alternativamente, sitios populares como Amazon y eBay también tienen una amplia variedad para elegir. Sólo asegúrate de leer la letra pequeña para comprobar en qué condiciones está antes de comprarlo.

Incluso puedes comprar un iPhone refurbish directamente de Apple.

Puedes comprar un teléfono reacondicionado que esté casi como nuevo

Existen empresas especializadas en teléfonos refurbish que, además de todas las pruebas que mencionamos arriba, dan una certificado de segunda mano (CPO). Esto pueden resultar en dispositivos prácticamente nuevos..

Este tipo de dispositivos suelen venir en los propios empaques oficiales de la marca, con sus propios cargadores oficiales. Puede llegar incluso, al punto de lucir como un nuevo y relucientea smartphone, sin un solo rasguño o mancha que indicara que el dispositivo estaba reacondicionado.

Pero también puede no estar en tan buen estado

Así como puedes tener suerte y conseguir un móvil reacondicionado en perfecto estado, es más probable que consigas con dispositivos con señales más evidentes de uso. Poe ejemplo, puede que no vengan en el embalaje original y en su lugar estén en cajas blancas genéricas.

Inclusive, puede que no se incluyan cargadores, auriculares o hasta el pin que necesitas para abrir el teléfono e insertar tu SIM. De la misma manera, quizá falten y otros accesorios que encontrarías en la caja si compraras los teléfonos nuevos.

¿Algún golpe o raspón? Bueno, es muy probable que un dispositivo refurbish en una inspección bajo la lupa exhiba rayaduras y golpes en algunas partes.

Ten en cuenta que, a menos que compres un modelos reacondicionado directamente del fabricante, puede que venga sin garantía. No obstante, hay tiendas especializadas que ofrecen sus propias garantías. Solo debes verificar los términos al momento de realizar la compra.

Teléfonos reacondicionados: pros y contras

¿Debo comprar un teléfono reacondicionado/refurbish?” es una pregunta que nos hacen frecuentemente a través de Twitter y Facebook. Sin embargo, no podemos tomar esa decisión por ti. Pero antes de tomar una decisión deves tener en cuenta lo siguiente:

  • Con algunas marcas y tiendas minoristas puede ahorrar mucho. Sobre todo si no estás buscando tener un teléfono de última generación.
  • Cuando compras a una operadora, directamente del fabricante o a un minorista establecido, es muy probable que recibas una garantía. Que suele ser de 12 meses.
  • Incluirá el cable de carga o su cargador. Pero, no se garantiza si recibirás otros accesorios que originalmente estaban incluidos con el teléfono, como los auriculares.
  • Definitivamente no recibirás el embalaje original. Los teléfonos reacondicionados suelen venir en cajas sencillas o en un paquete con la marca del vendedor. Por lo tanto, no tendrás la sensación de desempacar un teléfono nuevo. Aunque si te vas a ahorrar dinero, eso no no será problema.

Cómo determinar el estado de un teléfono reacondicionado

A todos los teléfonos restaurados se les da una calificación que refleja su condición. Como no hay un estándar universal para esta clasificación, es mejor comprobarlo antes de comprar. Pero como regla general, las calificaciones van de la A a la D y se dividen así:

    • Grado A. Esto es lo más nuevo que se puede conseguir. En el mejor de los casos, será un teléfono devuelto dentro del período de gracia gracia posterior a la venta o firma del contrato. Por lo que, a todos los efectos, sigue siendo un teléfono nuevo. Quizá tenga algunas muestras insignificantes de desgaste.
    • Grado B. El dispositivo tendrá una pequeña marca o un rasguño, pero nada demasiado grave.
    • Grado C. Los teléfonos restaurados de grado ‘C’ tendrán tal vez hasta cinco imperfecciones y sí se verán como si hubieran sido usados.
    • Grado D. Un teléfono reacondicionado de este nivel tendrá algo roto de alguna manera. También será evidente que es un aparato de segunda mano y habrá sido bien usado.

La mayoría de las compañías solo venderán teléfonos de grado A-C. Aún así, podrás conseguir teléfonos de grado D en tiendas de teléfonos reacondicionados en Internet. Pero incluso  ellos normalmente te recomendarán que compres en estas condiciones únicamente si eres capaz de repararlo tú mismo.

Para complicar aún más las cosas, algunos utilizan su propio sistema de clasificación. Pero cuando esto pase, normalmente puedes encontrar una clave que explica las calificaciones en su sitio web.

 

 

Más artículos
LinkedIn a juicio por perdida de datos