fbpx
software tpv para hostelería

Digitaliza tu restaurant desde el menú con un software TPV para hostelería

Más que nunca los emprendedores de la hostelería requieren herramientas como el software TPV para hostelería que agiliza su transformación digital.

La operación de restaurantes, cafés y locales de bebidas sufren el impacto de los cambios en el comportamiento social, alterando sus prácticas tradicionales e impulsando modelos innovadores basados en software TPV para hostelería.

Foto de Marcus Herzberg en Pexels

Como nunca, la tecnología ha servido de herramienta para la adaptación del sector de los restaurantes que ahora pueden ver en el software TPV para hostelería la oportunidad de consolidar la operación de un restaurante desde la experiencia del cliente con las reservas, pedidos del menú en la mesa o el punto de venta, pasando por el control de inventarios, relaciones con los trabajadores o distribuidores de entregas a domicilio.

¿Qué es un software TPV?

Las siglas TPV aluden al componente de hardware Terminal de Punto Venta, que es el componente de entrada de una arquitectura de gestión comercial en un establecimiento de venta al detal, sea un supermercado, una farmacia, una tienda de calzado, o un restaurante. La lógica operativa de una plataforma TPV está parametrizada desde el software que integra, o consolida, todos los procesos del ciclo de ventas, desde la toma de pedidos hasta la actualización de inventarios.

Con el modelo claro, en el mercado no paran de surgir ofertas especializadas por tipo de comercio, y en este contexto destacan las soluciones de software TPV para hostelería.

Transformando desde el menú

Bliscop es una apuesta de transformación para restaurantes que aborda el cambio operativo de este tipo de establecimiento desde la experiencia del comensal, al incorporar una carta digital para hostelería. Es el usuario quien activa la gestión de datos desde el menú disponible en su teléfono celular desde que ingresa al local.

Esto supone un cambio en la experiencia: si cliente pide desde su teléfono ahorra paseos al camarero que atiende esa mesa puesto que no tiene que llevarles la carta ni tomar nota de los pedidos y no solo eso, ahora el cliente no tendrá razones para recriminar errores en la toma de la orden puesto que la responsabilidad cae sobre él al realizar el pedido desde la carta digital.

Esta solución sigue el flujo de trabajo del restaurante basado en un modelo Kanban, sistema que agrupa las tareas en función de su estado: pendientes, en progreso, realizadas, etc.

Así las cosas, el encargado sabrá en todo momento qué tareas hay pendientes por realizar, cuanto tiempo hace que se solicitaron y quien las está realizando. El software TPV es muy listo y asigna las tareas al empleado en función de la mesa que tiene asignada, en caso de tenerla y de la carga de trabajo que tengan. Por ejemplo, si hay dos empleados para cubrir una terraza y uno de ellos tiene una tarea pendiente mientras que el otro dos, si entra una tarea para llevar un plato a una mesa de la terraza, esta se asignará al empleado que gestiona estas mesas y que solo tiene una tarea, de manera que ahora ambos tienen dos y no habrá disputas por quién tiene que hacer qué.

Este software TPV para hostelería también permite gestionar la reserva de mesas, controlas el fichaje de los empleados, y la agestión del stock que se descuenta automáticamente con cada pedido realizado y existe la posibilidad de relacionar cada producto con su proveedor para que sea más fácil contactar antes de entrar en escases de alguna materia prima.

La solución de Bliscop tiene un apartado de informes que muestra la facturación, los platos más demandados, los beneficios que generan los pedidos a domicilio o para recogida. Gracias a la carta digital para hostelería se pude empezar a gestionar pedidos tanto para ser consumidos en el local como para ser recogidos o entregados a domicilio.

Más artículos
Facebook e Instagram sufren una caída a nivel mundial