fbpx

CES 2020 | Nvidia llega a los 360Hz con las nuevas G-Sync Esports

Como en todo deporte, en los Esports un milisegundo puede ser la diferencia en ganar o perder

Cuando se trata de jugar juegos, más rápido es mejor. Cuanto más sube la velocidad de la pantalla, más suave y receptivo se vuelve tu juego. Ese lag es especialmente importante para los jugadores competitivos.

Nvidia llega a los 360Hz con las nuevas G-Sync Esports pensando en los jugadores de eSports. Los nuevos displays, que presentó ayer domingo en el CES de Las Vegas, representa la nueva generación de monitores seis veces más rápida que las pantallas tradicionales de 60Hz.

Nvidia llega a los 360Hz con las nuevas G-Sync Esports

Las pantallas G-Sync Esports tienen 24.5 pulgadas y una resolución de 1080p. Para lograr velocidades de actualización de 360Hz requiere una versión avanzada del procesador G-Sync de Nvidia. El cual, junto con una función de saturación dinámica personalizada reduce el efecto fantasma. Las pantallas de G-Sync Esports, como el Asus ROG Swift 360Hz vendrán con paneles LCD de AU Optronics cuando se lancen más adelante este año.

Nvidia publicó un estudio en Siggraph en marzo de 2019, que muestra una relación directa entre las tasas de fotogramas promedio de las pantallas de los jugadores y las proporciones victorias en los juegos de batalla competitivos como Fortnite y PlayerUnknown’s Battlegrounds. Más tarde, en diciembre, la compañía reveló un artículo que explica por qué las velocidades más altas pueden darle una ventaja en los juegos de deportes electrónicos.

Por supuesto, necesitarás una tarjeta gráfica potente para manejar juegos a velocidades de cuadro ultra altas. Igualmentem no podrás ver y sentir esas velocidades de cuadro más altas a menos que tenga un monitor que también se actualice también a esas velocidades, como las de G-Sync Esports.

Alta velocidades necesitan GPU rápidas

Seamos realistas. La mayoría de la gente no necesitará una pantalla tan rápida, y teniendo en cuenta que los monitores G-Sync de 240Hz con especificaciones similares ya cuestan $390 en Amazon, no esperes que estas pantallas de 360Hz ultrarrápidas sean baratas.

Pero cuando el desempeño de tu juego está a su mejor nivel, donde cada milisegundo importa, el precio probablemente no importa. Se ha hablado mucho de que la línea G-Sync se ha vuelto obsoleta ahora que las tarjetas gráficas GeForce admiten pantallas Adaptive Sync (léase: FreeSync).

Pero innovaciones como esta muestran que todavía hay algo de sabor en la salsa secreta de Nvidia.


También estamos en Instagram, Twitter y Facebook

Más artículos
Zebra impulsa la aplicación de Inteligencia en los activos empresariales