1
máster online
 

Cinco hábitos para alcanzar el éxito con tu máster online

América Latina comienza a disfrutar las oportunidades de formación profesional y máster online que ofrecen las plataformas digitales.

La oferta de plataformas de máster online viene consolidando el mercado de eLearning en América Latina, con un volumen de operaciones que puede cerrar en 2.700 millones de dólares en 2020, según publicó reciente un reporte de la BBC.

Las alternativas son variadas, desde la capacitación en competencias específicas, el apoyo a la educación formal en materias como las matemáticas o el aprendizaje de idiomas, o el desarrollo de programas académicos a nivel de diplomado, formación profesional y másteres universitarios. Según los analistas de Aritzon, citados por BBC, entre los mercados de habla hispana, Colombia, España y México, son los países con mayor demanda de formación en línea, seguidos por Chile y Perú.

Spain Business School se cuenta entre las escuelas de negocios nativas digitales top five en programas MBA en España y con una creciente comunidad de estudiantes latinoamericanos dedicados a sus programas de máster on line y presenciales, en las áreas de marketing digital, comercio electrónico, analítica web, administración de negocios digitales y emprendimiento.
Cada año, unos mil estudiantes completan las opciones de estudios en línea de Spain Busines School.

¿Cuáles son los nuevos hábitos que debes adquirir como un estudiante de un máster on line para lograr tus objetivos? A continuación compartimos algunas hábitos que como estudiante son necesarios para hacer de la formación en línea una experiencia exitosa:

1. Organiza tu tiempo con horarios que vayas a cumplir

Antes de iniciar la formación entérate de las horas que debes de dedicar al estudio. Por ejemplo, en los másteres universitarios de Spain Business School se recomienda una dedicación semanal que va de las 10 a las 12 horas, que pueden variar dependiendo de las materias y de la capacidad del alumno para entender cada una de ellas, pero de forma generalizada, este horario es suficiente.

Una vez que sepas el tiempo aproximado que debas dedicarle, tendrás que buscar el equilibrio con el resto de tu día (horas de trabajo, trayectos, horas de ocio…). Establece un horario y cúmplelo (lo mismo que si tuvieras que asistir a clase, pero con la comodidad de poderlo hacer sin salir de casa).

Sé realista y no te marques objetivos que no vas a cumplir y tampoco intentes dedicarle más tiempo para acabar cuanto antes, porque a la larga te saturas y puedes acabar abandonando.

2. Identifica lo prioritario

Una vez que dispongas del material, de los calendarios, de las fechas de entrega o exámenes, identifica cuáles son las tareas más urgentes para comenzar con ellas.

3. Toma apuntes como en una clase presencial

El tiempo que dediques al estudio debes de estar centrado al 100%. No debes de tener distracciones con una radio de fondo, aprovechando para cocinar al mismo tiempo o mirando anuncios, ya que estás con el buscador abierto.

Encuentra el lugar más propicio para llevar tu estudio a cabo. Siéntate en una mesa despejada, toma papel y bolígrafo, escucha y ve el vídeo con la clase y toma notas para poder estudiar más tarde. Lo mismo que en cualquier clase presencial, es importante que consultes y amplíes información con otro tipo de fuentes, te hagas resúmenes y esquemas y los repases.

4. ¿Tienes dudas? ¡pregunta!

Lo normal es tener dudas, tanto con metodología presencial como online. Si no preguntas, o si ninguno de tus compañeros que tiene la misma duda tampoco lo plantea en el foro, lo más seguro es que sigas con ella, lo que provocará que no entiendas bien el contenido y que falles en los exámenes.

Los tutores de cada asignatura deben de estar disponibles para resolver tus dudas en un plazo establecido (con las diferencias horarias de los países y que la mayoría de los profesores están trabajando en otras empresas, lo general suele ser un plazo inferior a 48h, pero cada centro establece su propio tiempo de respuesta).

En muchos casos la colaboración del resto de los compañeros es tan útil como la del propio experto. Plantea todas las dudas o anotaciones en los foros.

5. Motivarse es tener motivos

Como en cualquier formación presencial, la formación online te puede provocar momentos de bajón y de pensar que no vas a poder ello. Es el momento de pensar en todos los beneficios que te va a aportar una vez que la finalices y de recordar todos aquellos motivos que te llevaron a inscribirte (encontrar un puesto de trabajo acorde a los estudios, mejorar laboralmente…).

En estos momentos también es buena idea participar en los foros con el resto de los compañeros ya que los ánimos de personas que están en tu misma situación también ayudan.

La formación on line, además de ser más económica, permite recibirla a miles de kilómetros de donde se imparte, permitiéndote capitalizar tu esfuerzo mejorando tu perfil profesional, tu posicionamiento profesional en el mercado, mejorando tu vida.

PC WORLD PUBLICIDAD